…a aprender una lengua las palabras son las que aprendemos antes y que nos permiten crear oraciones y relacionarnos con otros.

Ejercicio 3: discutir las afirmaciones.

No, no es más fácil aprender el francés si tus abuelos eran franceses porque todo ser humano tiene la misma capacidad de aprender una lengua si se trata de otra lengua que no sea la materna.

Hay lenguas más antiguas que otras y también lenguas de derivan de otras y que utilizaban en el pasado.

No, no se puede afirmar con seguridad que el español de España es más correcto que el del México porque el concepto de lengua correcta es bastante relativo. No nos podemos saber si la misma lengua hablada en lugares diversos es también más o menos correcta.

No, no poedemos afirmar que las generaciones anteriores utilizaban de manera mejor la lengua. De hecho la lengua en el curso del tiempo se transforma y también su uso cambia. Sin embargo no existen pruebas que afirman que una lengua hablada en un período anterior respecto a otro era más correcta.

No, no hay lenguas más difíciles que otras. Cada lengua tiene su dificultad y su sencillez. Desde el momento de su nacimiento un niño puede aprender toda lengua sin dificultad.

Muchos animales comunican per no a través del lenguaje sino con ruidos, danzas, señales particulares que permiten relacionarse con seres de la misma naturaleza.

Un niño aprende una lengua de prisa que un adulto debido al hecho que sus padres o sus parentes, suelen pronunciar lentamente las palabras con tonos de voz diferentes para permitir al niño de acordarse de esas palabras.

No es cierto que la lengua escrita sea más correcta que la hablada porque se pueden encontrar imperfecciones mayores en el habla común, pero no se puede afirmar con segurida que la lengua hablada es necesariamente llena de errores.

Ejercicio  4: indica dos señales arbitrarios y dos motivados.

Dos señales arbitrarios pueden ser: lo que indica peligro porque no existe una razón intrínseca según la cual un triángulo es un signo que se refiere a algo de peligroso; y también el señal que indica la prohibición de tránsito, es decir un

 
 

círculo blanco al interior, es arbitrario porque no existe una relación efectiva entre este signo y la prohibición. En cambio dos señales motivados pueden ser: lo que indica la presencia de un vendedor de gasolina; de hecho se puede entender esto gracias al dibujo de una gasolinera. Otro señal motivado puede ser lo que indica la presencia de un bar gracias al dibujo de una tacita de café.

Ejercicio 5: arbitrariedad, desplazamiento y productividad son tres caractéristicas importantes del lenguaje humano. Si nuestras lenguas perdieran cada una de ésas seguramente no habría lenguas diferentes, porque todas la lenguas se referirían a las cosas con los mismos signos lingüísticos. No podríamos también referirnos a hechos o sensaciones pasados y nuestra lengua tendría un vocabulario limitado. Ejemplo de arbitrariedad puede ser la palabra caballo que aparentemente no presenta ninguna caractéristica que nos permite afirmar que se refiere al animal cuadrúpedo que relinche. Ejemplo de desplazamiento puede ser nuestra capacidad de referirnos a emociones pasadas y contarlas como si fueran actuales. La productividad se puede entender a través de las palaras que utilizamos para referirnos a algo y que, sin embrago, generalmente se refieren a otra cosa.

Ejercicio 6. yo creo que los niños aprenden el lenguaje también a través de la imitación de sus padres. De hecho es muy importante que los padres empiezan a hablar en sus lengua cuando el hijo es todavía pequeño, probablemente sin un contacto directo con otras personas el niño podría no empezar a hablar.

Es sabido que el niño tiene enorme facilidad para aprender la lengua materna.
El niño de cuatro años que le pedía a su padre un helicóptero se encontró con la vacilación de éste, que no sabía muy bien dónde podría comprarlo. El chiquillo respondió resueltamente con sorpresa de que su padre no lo supiera: «En la ‘helicoptería’». El niño no siempre tiene claro el contorno de las palabras. Puede juntar una con otra, o mutilar alguna de ellas, aunque en estos casos siempre hay alguna lógica que le asiste.
La mamá que le reprendió porque tocaba el microondas, se encontró con que el chiquillo le advirtió al día siguiente: «Mamá, tu croondas está abierto».
Con la misma lógica, cuando la madre, aquejada de gripe, le aclaró que no lo besaba para no contagiarle con los microbios, el niño preguntó qué eran los crobios.
Aquí también está latente toda una teoría de la comunicación oral y del aprendizaje de la lengua.
La verdad es que el niño, sin conocimientos de gramática y sin ayuda de profesores, a los cinco años habla la lengua materna casi como cualquier adulto. Así lo afirman los psicolingüistas y lo observa cualquiera. Entiende muy bien. Y se comunica estupendamente con compañeros y adultos.
Todo esto lo consigue en unos tres años. El adulto, en cambio, para aprender una segunda lengua, aun contando con profesores y con la estructura de la primera lengua que le sirve de base, no puede decirse que salga del lance mejor parado que el niño. En la base de todas las teorías que explican el rápido aprendizaje de la lengua por parte del niño está la conversación frecuente con los adultos, empezando por la madre. Tenemos que subrayar también el hecho que varias contrucciones no se pueden aprender poi imitación; probablemente, entonces, tenemos una predisposición de aprendizaje del lenguaje.

Ejercicio 7: Un pidgin es un interlingua simplificada y usada por individuos de comunidades que no tienen una lengua común, ni conocen suficientemente alguna otra lengua para usarla entre ellos. Los pidgins han sido comunes a lo largo de la historia en situaciones como el comercio, donde los dos grupos hablan lenguas diferentes, o situaciones coloniales en que había mano de obra forzada (frecuentemente entre los esclavos de las colonias se usaban temporalmente pidgins). En cambio una lengua criolla es una lengua que nace habitualmente en una comunidad compuesta de personas de orígenes diversos que no comparten previamente una lengua, que tienen necesidad de comunicarse, y por ello se ven forzados a crear una nueva lengua con elementos de las suyas propias para poderse comunicar. La aparición de una lengua criolla a partir de una lengua pidgin presupone que es posible el aprendizaje sin instrucción explícita. En segundo lugar según Bickerton, muchas de las lenguas criollas del mundo presentan rasgos similares. Entonces para explicar estos datos, Bickerton ha demonstrado su idea según la cual existe un “bioprograma” que nos permite aprender estructuras gramaticales cuando los datos de una lengua son incompletos o instabiles, evidencia de que parte de nuestra facultad de lenguaje es innata.